martes, 3 de abril de 2012

Cercedilla - Bajada del Bosque - La Sal - Camorritos - Encinillas - Cercedilla (IBP 116))


Para este fin de semana había contactado Jorge, un “Roceño endurero”, para hacer una ruta con él y conocernos. Jorge forma parte del grupo Comando Camicace en el que las bajadas son la prioridad de una ruta, así que a simple vista parecía que podíamos ser afines.

Subiendo el Calvario
A las 9am habíamos quedado en Cercedilla, y poco a poco fueron llegando todos los integrantes del grupo. No voy a decir que salimos puntuales, ya que la idea era salir a las 9:15am, pero la verdad es que entre presentaciones, charlas, puestas a punto, etc, etc .. como era lógico nos retrasáramos.  Al final a las 9:40 aprox. nos poníamos en marcha en dirección a la subida del Calvario.

En esta ocasión no vamos a subir totalmente el Calvario, poco más de 5kms, para quedarnos a mitad de camino y hacer la primera de las bajadas del día, la bajada del Bosque. Bajada inédita para mí, lo que te genera un pequeño hormigueo a la espera de ver lo que te vas a encontrar. En esta ocasión hablamos de una bajada muy del tipo Cercedilla, con raíces piedras sueltas y algún paso más complicado. El único pero que tiene es que se te hace un poco corta poco más de 600m que se te pasan en un volando.

Antes bajada "El Bosque"

Tras la Bajada del Bosque terminamos de nuevo en el Calvario, que tomaremos de nuevo de subida para ir en busca de La Sal, la segunda bajada del día y también inedita para mí, vamos que estoy como niño con zapatos nuevos, encantado!!.

Llegamos a la bajada de la Sal y me avisan de que hay un cortado de alrededor de 1,5m. La información si cabe te hace tener aún más ganas de lanzarte a descubrirla, y el descubrimiento resulta fantástico. Es una bajada sin gran dificultad de pasos, donde lo que predominan son las curvas peraltadas y que te permite bajar bastante deprisa hasta que llegas al cortado. Cortado que sinceramente no os puedo decir su altura porque cuando me di cuenta ya estaba encima de él y tocaba tirar de la bici y pasarlo, pero creo que anda más cerca del 1,5 que del 1, sin duda.

Personalmente esta bajada de la Sal me encantó, sin duda una bajada para meter en cualquier ruta, entre otras cosas porque se sale un poco de lo típico de la zona y tiene un cortado que es un lujo.
Tras la Sal nos tocó esperar un rato por un pinchazo, así que aprovechamos para recuperar fuerzas y seguir charlando y disfrutando de un día magnifico por la meteorología y por la compañía, una gente fantástica todos los del Comando Camicace.

Retomamos la marcha en dirección al Valle de la Fuenfría, nos tocará volver a subir un poquito del Calvario antes tomar los senderos que nos llevarán dirección a Camorritos. Atravesamos Camorritos para ir en dirección a la Fuenfría y hacer la subida por los Senderos del Agua y el tramo final de Bambie. Por este lado la subida es mucho más dura que por el camino de la Carretera de República, pero sin duda más bonito y exigente.

La subida se puede diferenciar en varias partes, una parte inicial sencilla, una parte intermedia muy dura donde toca poner pie a tierra y empujar, sobre todo si vas con este tipo de bicis, y una tercera parte que se sube montado aunque se hace muy dura. En la parte final, puedes hacerla un poco más larga y subir montado o ir más directo y volver a poner pie a tierra, creo que fue la opción que elegimos casi todos. Una vez en el camino de la Carreta de la República fuimos hasta poco después del Reloj de Cela, donde había programada una parada para retomar las fuerzas antes de la última bajada programada del día, la Vereda Alta y la Vereda de En Medio.



Aproveché este parón para despedirme de la gente, ya que tenía una comida y se me estaba yendo mucho la hora, por lo que tras despedirme de ellos, decidí bajar por el camino más rápido desde donde estaba, la bajada de Las Encinillas, que me dejaría rápidamente en Camorritos y desde ahí a Cercedilla.

La última vez que bajé Encinillas estaba nevada, por lo que no tenía muy fresco el recuerdo de esta bajada, y la verdad es que me gustó. Tiene zonas más sencillas donde bajar rápido, pasos entre roca, piedras sueltas, zonas de fuertes desniveles, en resumen, de casi todo para un fin de fiesta fantástico en un gran día de MTB.





















Como conclusiones de la ruta:
-  La Sal sin duda es un gran descubrimiento y que te engancha por el ritmo al que bajas y sus curvas peraltadas. No tiene gran dificultad excepto el cortado, pero engancha.
-   La ruta con las tres bajadas y la subida por los senderos del Agua y Bambie queda muy compacta donde no hay lugar para el aburrimiento.

Perfil de la Ruta:

1 comentario:

  1. Buen ruton... yo también quiero... yo también quiero...

    ResponderEliminar